viernes, junio 23, 2006

Buda

ve una hoja caer
el lenguaje
de surcos
repitiéndose
las venas
de su presencia
desprendida
las simétricas líneas
de una savia invisible
y perenne
la rotura constante
de las cosas

¿cuántas hojas
como ésta
habrán caído ya,
cuántas caerán?
―se pregunta
Buda
el iluminado―

en la copa
del árbol
cantan los pájaros

2 Comments:

Blogger . a d r i a n a . said...

También los pájaron han de caer, entonces. Y nosotros junto con ellos.

10:15 p.m.  
Anonymous lucia said...

La belleza de la muerte

1:38 p.m.  

Publicar un comentario

<< Home