martes, febrero 10, 2009

Hong Kong

Perdido
un extranjero ahora
completamente
en estas tierras

un hombre ciego agitando sus brazos
en el hangar de los increibles sonidos
incomprensibles

no hallan eco
mis palabras
los nombres en los que un dia fui instruido
amorosamente

como decir pan o hermana
y sentir solamente un punado de arena saliendo de la boca

nadie entiende este modo de decir mi humanidad
tan pequena

he venido del otro lado del mundo
donde se come
y se ama
y se muere
de algun otro modo
-les digo-

y todos asienten con feliz desconcierto
y continuan
sobre las angostas avenidas de Hong Kong
su camino

3 Comments:

Blogger Alfonso López Corral said...

Busca. Busca. Busca. Algo habrás de hallar. Algo habrás de hacer con esa arena que sale de la boca.
Un abrazo hasta allá. Gigante.

Alfonso López C.

12:09 p.m.  
Blogger finisterra said...

Hermanito. Camina por esa angostura y disuélvete por todos.

5:20 p.m.  
Blogger Carmen Wiki said...

ya te resemantizarás en aquel mundo. muy pronto. tienes cualidades que te ayudarán mucho: inteligencia, simpatía, paciencia...
lindo poema. y perdón que lo leamos más cómo testimonio qe como poema. creo qe se vale en poesía, no? besos, morrito

11:13 p.m.  

Publicar un comentario

<< Home