martes, marzo 13, 2007

Leroy Brown

Leroy Brown
el gran nigger de la Redondo Avenue
que mendigaba tabaco
y cantaba aleluyas
salves
aleluyas
que gritaba
god bless the childs
god bless america
god bless
en el metro blue line
en el sopor del alcohol
y su diabetes

Leroy Brown
el nigger
exdetective encubierto
expolicia en Nueva York
extirador de cristal
excarcelado
ofrecía a los turistas
como yo
-su voz un hilo apenas
las manos temblando por el parquinson
su inmensa negritud en cada gesto-
las panochitas negras men
violáceas
de sus hijas.

9 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Ya era hora cabrón, que te pusieras las pilas. Bravo.

al corral

8:35 a.m.  
Blogger ocupaciones secretas said...

esas panochitas con leche hermano, sin el metro y las ciudades, sin el niggas. esa panochita con leche y tal vez un tabaco barato despues. Luego la ciudad y sus edificios. el metro, el mundo.

detrás de nuestro piso Omar, hay un pasillo inútil, un no lugar demasiado no lugar. hay algunas ropas ya estropiadas que se le cayeron a algún vecino de sus ventanas, que dan, como nuestra ventana, a ese espacio cancelado. a veces son las 11:15 entre mis piernas y V cocina espagetti. A veces son las piernas de V las que marcan las 3:00 en punto y yo hago algún caldo mientras ella graba fotos o pinta a una ñora que espera quien sabe qué cosa. A cualquier hora que marque nuestro cuerpo (esa crónica de anaquilamiento) viene quien sabe de que tiempo, un ave que va marcando la narración imposible que sucede de ese lado cancelado de la ventana. un ave que no canta, nada más se asoma y nos ve.

11:36 a.m.  
Blogger Ismael Lares said...

eso es todo, cabrón!

la negritud de la poesía men

1:02 p.m.  
Blogger mar adentro said...

ya te extrañaba, pinche Omar!!
Cuenta más...sácale historias a Leroy o a cualquier otro tipo que se atraviese por tu camino...
Cuenta de los pájaros que cantan de noche...los que nos dan cuerda.
TQ.

3:46 p.m.  
Blogger A Ramos said...

Hola Omar, gracias por tu comentario... ese poema es de un poeta ruso muerto por Stalin. Se llama Mandelstan. Es bellísima esa frase de la despedida, sin duda.

2:19 p.m.  
Blogger Paul Medrano said...

Mister, sigo esperando la contestación a la invitación que le envié vía correo electrónico para colaborar en una revista de por acá.
Saludos

1:42 a.m.  
Blogger Ismael Lares said...

compa invite al encuentro de su tierra

3:19 p.m.  
Blogger Óscar David López said...

Yei.
Guapo.
Mejores novias.
En sopas de coditos.
No hay en Long Bitch.
Excepto tú of course.
Brava!!!


Besos,

Òudi-Ló

4:06 p.m.  
Blogger Ismael Lares said...

oye, li kuan, qué chido eres. gracias por el comentario en mi bló, esas son las respuestas que uno busca cuando escribe. no recaditos ni saludos ni esas mamadas, sino una pinche crítica constructiva que aporte y que desnude. ten kiu.

3:23 p.m.  

Publicar un comentario

<< Home